jabones-naturales

Beneficios de utilizar jabones naturales

El jabón es un producto que se usa de manera diaria en nuestra higiene. El mercado nos ofrece una gran variedad de estos productos. De entre todas las posibilidades, la más sana son los jabones naturales.

Dentro de los jabones naturales tenemos diferentes tipos. Cada uno de ellos se adapta a una necesidad en concreto. Así, tenemos a nuestra disposición jabón de manos, jabón de ducha o champús para el pelo, entre otros. De hecho, incluso existen productos destinados tanto a la limpieza de la ropa como de la vajilla, realizados completamente con productos naturales. Como vemos, se trata de una oferta muy amplia destinada a satisfacer las diferentes necesidades de cada persona.

Los jabones naturales aportan beneficios gracias a los aceites esenciales

Uno de los grandes beneficios que nos aportan los jabones naturales se debe a su alto contenido en aceites esenciales. Los jabones naturales se fabrican principalmente a partir de sosa cáustica y aceites esenciales. Los jabones industriales llevan muchos más ingredientes que deterioran los pocos aceites que puedan contener, lo que hace que sus posibles beneficios desaparezcan. Esto no sucede en el caso de los jabones naturales que conservan entre un 5 y un 10% de los aceites esenciales sin saporizar. Estos aceites conservan todas sus propiedades sin alterar gracias al proceso de fabricación natural. Por lo que, además de limpiar, los jabones naturales nos aportan los beneficios de cada uno de los aceites que contienen.

Además, como cada uno se elabora con diferentes ingredientes y aceites esenciales, cada jabón cuenta con unas propiedades particulares. De esta forma, nos encontramos con jabones que son buenos para cada tipo de piel y que nos pueden beneficiar de manera localizada. También jabones que nos ayudan a prevenir el acné o los que evitan la aparición de dermatitis atópica o, incluso, jabones que nos ayudan en caso de tener una piel excesivamente seca.

El otro gran beneficio que obtenemos del uso de los jabones naturales es que evitamos los tóxicos que contienen los jabones sintéticos. Los jabones artificiales no solo no son beneficiosos para nuestra piel, sino que además nos perjudican. Esto se debe a la gran cantidad de productos dañinos para nuestro organismo que contienen. En muchos casos, se trata de sustancias químicas y productos derivados del petróleo que penetran en nuestro cuerpo y que son completamente ajenos a nuestro organismo. Utilizando jabones naturales en lugar de sintéticos, evitamos toda esa amalgama de tóxicos. 

Los jabones naturales son respetuosos con el medioambiente

Por otro lado, al tratarse de productos elaborados con sustancias completamente naturales, cuando los usamos no contribuimos al deterioro del ecosistema. Sus elementos se disuelven perfectamente en el entorno sin causar daños en el mismo ni contaminar los acuíferos o los mares.

Por último, si todavía te faltan más razones para pasarte a los jabones naturales, debes saber que su precio no es más caro que el de los jabones sintéticos. De hecho, según cuál escojas, puede que sea más asequible que un producto industrial. Por todo esto, no cabe duda que los jabones naturales son uno de los mejores productos que podemos incorporar a nuestro uso diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *