spa

Cómo crear un spa con estilo en casa

El baño es una de las estancias del hogar que más ha evolucionado en los últimos años. De estar dedicado únicamente a la higiene personal, se ha convertido en un auténtico espacio de relax y bienestar. A ello ha contribuido la aparición de elementos que hasta hace poco sólo podían encontrarse en balnearios o gimnasios. Bañeras de hidromasaje, cabinas de ducha e, incluso saunas, han reducido sus dimensiones para ajustarse al ámbito doméstico. La unión de materiales naturales con la más avanzada tecnología y las nuevas formas de los sanitarios, más ergonómicas, integran un espacio dedicado al bienestar y el cuidado del cuerpo.

spa

Para habilitar un spa en casa no es necesario contar con un presupuesto demasiado elevado. Basta con tener claras tus necesidades y adaptarlas, en la medida de lo posible, al espacio disponible. Una de las primeras decisiones que debes valorar es si prefieres una bañera de hidromasaje o una cabina de ducha equipada al detalle, que proporcionará un relajante tratamiento de belleza y salud. Si el espacio y el presupuesto no son un problema, siempre puedes integrar con ambas piezas. La mayoría de firmas ofrecen la posibilidad de personalizar las bañeras y duchas de hidromasaje de acuerdo con el gusto de cada cliente. Colores, accesorios y retoques finales hacen posible crear espacios únicos.

La bañera es un espacio relajante y placentero, pero las cabinas de ducha son más adecuadas para un uso rápido y diario. Las posibilidades de ambas son muy amplias: masajes con chorros a presión en diferentes partes del cuerpo, aromaterapia, cromoterapia o musicoterapia. Estos tratamientos se basan en las propiedades beneficiosas de los olores, de los colores y la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *