colchones

Consejos para que tu hogar sea el mejor espacio de descanso

Puede que nuestro hogar sea el espacio donde pasamos más tiempo a lo largo de toda la vida, un espacio de ocio, trabajo y, sobre todo, descanso. Por ello, es esencial que nos sintamos a gusto y creemos unas condiciones proclives para el relax. ¿Qué aspectos pueden ayudarnos?

Cómo crear un espacio de bienestar

Para empezar, puede que no nos hayamos fijado en la importancia que tienen los colores que nos rodean: los tonos relajantes como el azul, el verde o los colores pasteles favorecen una mayor sensación de tranquilidad, en contraposición de otros colores más vivos, como los rojos, anaranjados o amarillos. El blanco, por su parte, nos dará una gran luminosidad, algo importante si tenemos en cuenta que la luz influye de manera decisiva en nuestro estado de ánimo. De cualquier modo, la armonía de colores resulta esencial, por lo que debemos evitar aquellas mezclas que sobrecarguen nuestra vista.

La importancia de nuestro dormitorio

Otro aspecto básico es, sin lugar a dudas, nuestro dormitorio. Para descansar correctamente, necesitamos tener una habitación bien ventilada, de manera diaria; idealmente, una temperatura alejada del frío o calor excesivo –entre los 18 y 22 grados, aproximadamente–; carente de ruido y de dispositivos electrónicos conectados; y, sobre todo, con un buen colchón. Los mejores colchones son rígidos, sin llegar a resultar duros, y se adaptan a nuestra anatomía, como podemos comprobar en https://www.colchones.es/colchones-relax.php. Y es que la elección de un buen colchón, una buena sábana –de algodón, preferiblemente–, y una buena almohada –no excesivamente blanda–, determinarán nuestro sueño.

Por otro lado, la decoración y el orden también juegan un papel decisivo. Si personalizamos el espacio en el que vivimos, incluyendo elementos que nos gusten, y fotos y recuerdos visibles que nos hagan sentir bien, estaremos mucho más cómodos. Para ello, debemos evitar el desorden, uno de los principales amigos del estrés, ya que muchos estudios afirman que la desorganización puede crear niveles altos de cortisol, la hormona del estrés.

Incrementar nuestra sensación de relajación

Además de ordenar y limpiar con frecuencia la casa, desechando aquellas cosas que ya no necesitamos, podemos incluir elementos como cuadros o plantas, que nos aportarán ese extra de relajación y desconexión que necesitamos. En el caso concreto de las plantas, se dice que provocan efectos muy beneficiosos en nuestro estado de ánimo, y que incluso pueden ayudarnos a incrementar nuestra concentración. De igual modo, los ambientadores, inciensos y productos aromáticos pueden tener efectos psicológicos y emocionales muy positivos.

Por último, en las horas de descanso, debemos intentar rodearnos de la mayor oscuridad posible, ya que la melatonina no se produce ante el contacto con luz solar. Algunos remedios como los antifaces, en ciertas situaciones, pueden ser de utilidad. Y si estamos pensando en colocar una televisión en el dormitorio, deberíamos pensarlo dos veces: nuestro oído no desconecta, aun estando dormidos, de modo que no podremos obtener el estado de sueño reparador que necesitamos.

Por lo tanto, la ausencia de todo tipo de ruidos y distracciones es fundamental, si bien es cierto que ciertos sonidos naturales, como las olas del mar, pueden ayudarnos a alcanzar un estado de relajación de manera más rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *