fobia-social

Consejos para superar la fobia social

La fobia social o trastorno antisocial consiste en el miedo que sufre una persona al relacionarse en público. Se trata de un pánico extremo que bloquea en parte la mente de esa persona y hace que sea incapaz de relacionarse socialmente o que le sea más difícil.

Si te pasa esto, tranquilidad, es más normal de lo que piensas. Hay muchas personas en tu situación. Sabes lo que se siente, estás entre un grupo de personas y acuden pensamientos negativos a tu mente sobre qué opinarán de ti. El dolor emocional se convierte en físico y se sufren sudoraciones, palpitaciones, se nubla la vista y se dificulta la respiración: es lo que llamamos un cuadro de ansiedad. Cuando te pase, intenta calmarte de este modo.

Consejos y tratamiento psicológico

Primero, apártate del grupo que te causó ese estado y respira profundamente. Ya, a solas, haz ejercicios de respiración. Puedes ir a un servicio público si estás en un local o doblar la esquina si estás en la calle y localizar algo de intimidad. Comienza respirando despacio una y otra vez. Si vienen pensamientos negativos a tu mente por la situación vivida, trata de olvidarlos.

Eso es más difícil, llegan sin querer. Piensa en un momento bonito de tu vida o canta mentalmente una canción suave, que te guste. Además, piensa que todas las personas poseemos algo hermoso, físico o emocional, que nos hace únicas. Piensa en eso.

Si eres atractivo, piensa que cuando te miren será por admirar tu belleza. Si destacas más por tu inteligencia, piensa que eso se nota en la expresividad de tus ojos, la gente lo ve y te mira. Si destacas por algún rasgo de tu personalidad, simpatía, dulzura, paciencia, sensibilidad u otra, recuerda cuál es la tuya. Te imprimirá fuerza. No pienses que no hay nada que merezca la pena en ti, porque eso es imposible. Eres una persona y como tal posees algo único y genial, solo debes saber verlo.

De no verlo viene tu inseguridad, no hagas caso y concéntrate en la canción que cantabas mentalmente. Comenzarás a calmarte y podrás volver a casa. Pero no te quedes siempre ahí. Has de salir y tratar de superarlo. Los consejos anteriores son solo algo que trata el síntoma puntualmente.

Pero tu obligación es intentar llegar al origen del problema para lograr que se te quite; por eso, lo mejor es que vayas a la consulta de un profesional de la psicología. No te preocupes. Hay muchos expertos en el campo de la fobia social. Estos especialistas primero valpran las terapias individuales y, cuando ya estás más preparado, las terapias en grupo. Un tratamiento de éxito es la terapia cognitivo-conductual.

Causas

Lo primero que piensas es por qué te pasa esto. Las causas pueden ser varias: haber sufrido un trauma infantil, ya sea en casa o en clase, o ya de adulto en algún evento público. Esto te hace llenarte de inseguridad, no sabes qué decir o cómo comportarte. Ignóralo. Quiérete a ti mismo y podrás superarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *