campamentos-verano-hijos

¿Estás pensando en llevar a tus hijos a un campamento de verano?

Con la llegada de las vacaciones de verano muchos padres buscan la mejor manera de que sus hijos disfruten de un periodo de relax merecido tras el largo curso escolar y los campamentos de verano como los de Egacamps son una solución perfecta. Por ello se plantea la posibilidad de que aprovechen al máximo para hacer actividades como las que se proponen en los campamentos de verano, de esta manera el niño puede obtener muchos beneficios. Por ejemplo va a aprender a relacionarse con personas de distintas edades, además conseguirá ser más autosuficiente y también aprenderá a convivir con todos y relacionarse con otros grupos sociales.

Además de todo eso serán capaces de respetar mucho mejor a todas las personas. A partir de esas premisas, muchos psicólogos apuntan las siguientes claves para decidir si debes o no enviar a tus hijos a los campamentos de verano.

¿Cuál es la mejor edad para mandar a nuestros hijos a campamentos de verano?

Importantes psicólogos afirman que en los campamentos de verano se genera un microclima urbano perfecto para el correcto desarrollo de los niños, pudiendo acudir a ellos prácticamente desde que el niño tiene 3 años porque disponen de una dinámica muy similar a la que se puede dar en un colegio. A la hora de pensar en dormir fuera de casa es otra historia, el propio niño será el que marque sus propios tiempos y según su nivel de madurez estará más o menos preparado antes o después. Normalmente a los 7-8 años es una edad en la que prácticamente a todos los niños les gusta salir de casa y disfrutar de la naturaleza.

Tipo de campamento de verano a elegir

Existen muchas opciones a la hora de elegir la temática o ámbito en el que se desarrolla el entretenimiento de los niños, desde los campamentos de multiaventura, los de idiomas, deportes, etc. Llegados a este punto habrá que tener un poco en cuenta los gustos y características de cada niño. Si es un niño activo querrá por supuesto uno en el que desarrollar actividades deportivas, si es más tímido sería más conveniente que fuera a uno en el que pueda sentirse cómodo.

 

¿Dónde se ubica el campamento? ¿Acepta el uso de teléfonos móviles?

Este es un punto importante a debatir sobre todo por el tema del control paterno, cada vez está más extendido el uso de smartphones entre la juventud, incluso a edades muy tempranas, pero puede que el campamento elegido tenga restricciones al respecto para que los niños se centren en entrar en contacto con la naturaleza y relacionarse con los otros niños.

Respecto a las visitas de los padres, seguramente el campamento tenga un día establecido para visitas familiares, lo mejor será que el niño de su opinión sobre lo que prefiere. Puede que llegado ese día, si los padres de los demás niños acuden y los suyos no, pueda sentirse mal.

 

¿Qué pasa si el niño no quiere ir a los campamentos de verano?

Puede que al tratarse de una situación nueva a la que tiene que hacer frente solo, el niño muestre cierta reticencia a acudir a campamentos de verano, lo interesante contra esta actitud es que durante el año realices en familia o con las familias de su grupo de amigos algún tipo de convivencia.

Pero por supuesto acudir al campamento no debe ser una obligación porque puede parecer un castigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *