implante-pene

El implante de prótesis de pene, una solución cada vez más demandada por los hombres

Lo que podemos denominar como “disfunción eréctil” es un síntoma de lo que pueden ser diferentes enfermedades o patologías, es decir, algo que puede tener muchas causas.

Una cantidad importante de hombres va a padecer problemas de erección en algún momento de sus vidas (sin más consecuencias) y, muchas veces, los problemas de disfunción eréctil tienen causas psicológicas; y, por tanto, su tratamiento debe ser psicológico. En otras ocasiones, su origen es orgánico.

Cuando el problema de disfunción eréctil tiene una causa orgánica, una posible opción de tratamiento es el implante de pene.

Si tienes erecciones suficientemente firmes como para poder realizar el coito, te recomendamos que valores cuidadosamente optar por un implante de prótesis de pene. No obstante, cada vez más hombres apuestan por el implante de prótesis de pene como solución a los problemas de disfunción eréctil e impotencia. Después de la intervención, el grado de satisfacción con la vida sexual (es decir, con la utilización del implante) es del orden de un 80 %.

¿Qué es el implante de prótesis de pene?

Es la colocación, mediante procedimientos quirúrgicos, en el miembro sexual masculino, de una prótesis que permite obtener una erección óptima para practicar el coito con penetración.

Tipos de implantes

Existen diferentes tipos de implantes, dependiendo del mecanismo de acción. Cada uno tiene unas características diferentes y, por tanto, la elección de uno u otro dependerá de cada caso. Se pueden clasificar en inactivos (flexibles y maleables), que no varían en tamaño ni rigidez, sino que son capaces de cambiar el pene de posición; y activos (hidráulicos, de 1, 2 o 3 componentes), que varían en rigidez, tamaño o ambas características.

Los implantes flexibles y maleables

Están formados por una pieza, los más económicos y fáciles de manejar, por lo que pueden ser usados sin problemas por personas con poca habilidad manual. Como contras, el aspecto del pene en erección no es tan natural como con los implantes activos y está siempre rígido (ya sea mirando hacia abajo o en posición de penetración), aunque, a decir verdad, con la ropa puesta no tiene por qué notarse la rigidez del miembro.

Los implantes hidráulicos

Todos los implantes hidráulicos consisten en la implantación de dos cilindros en los cuerpos cavernosos (el tejido eréctil) del pene. Actualmente se utilizan las prótesis hidráulicas de tres componentes. Constan de un reservorio que se implanta por debajo de los músculos abdominales y se llena de una solución salina estéril (que será la que produzca la erección); una válvula de activación o bomba, que se coloca, normalmente, por debajo de la piel escrotal, desde donde se activa el implante; y los dos cilindros que van dentro del pene y sustituyen al tejido eréctil. Las erecciones  producidas con este tipo de implantes son las que más se asemejan a las naturales, aunque no son las más recomendables para las personas que no tengan habilidad manual.

En definitiva, si te estás planteando tomar medidas contra la disfunción eréctil, debes saber que muchos hombres han estado antes en tu lugar y han apostado por el implante de prótesis de pene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *