moda musulmana

La moda musulmana colapsa las pasarelas

Esta última temporada está sorprendiendo con la presencia de la moda musulmana en algunas de las pasarelas más prestigiosas de todo el mundo. Y es que sorprendentemente, cada vez son más las firmas de moda que se suman a esta nueva tendencia, más atractiva y demandada a cada día que pasa.

Y es que la moda traída directamente del Islam se ha convertido en todo un fenómeno. De modo que no te sorprendas si de ahora en adelante acostumbras a ver a personas no musulmanas con hijabs, velos y elementos típicos de la moda islamita.

Llama la atención ver a personas no musulmanas vistiendo un hijab, ya se trata de un elemento que levantaba constantes polémicas desde el origen de los tiempo. Y es que durante siempre, se ha considerado como un símbolo de represión corporal, que representa que la mujer únicamente puede vivir libremente en el interior de su propio vestuario.

Pero que las musulmanas tengan que vestir con hijab y que no puedan enseñar nada de su cuerpo, más allá de las manos, no significa que no entiendan de moda, sino todo lo contrario.

Y es que para que nos hagamos una idea, durante este pasado año 2015, las mujeres musulmanas llegaron a gastar un total de 226 billones de dólares tan solo en calzado y ropa.

Pero esto no para aquí, ya que todo apunta a que en los próximos años se llegará a alcanzar la escalofriante cifra de los 484 billones.

Así que no es de extrañar que firmas como Dolce & Gabbana, DKNY, Tommy Hilfiguer, Oscar de la Renta e incluso Zara o Mango se hayan sumado a la moda musulmana.

De hecho, el 5% de las ventas de Mango en 2015 llegó gracias a la moda musulmana. Por otro lado, Dolce & Gabanna trató de innovar, y lo ha conseguido. Se ha esforzado en lanzar todo tipo de diseños pensados para las musulmanas que viven en Europa o en los Estados Unidos, para que puedan vestir elegantes sin tener que renunciar a sus principios.

Uniqlo, por otro lado, preparó una colección especial con la ayuda de la bloguera musulma Hana Tajima. Aunque al contrario que Dolce & Gabanna, lo hicieron directamente para potenciar las ventas en países mayoritariamente musulmanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *