Quitar cicatrices

Métodos para quitar cicatrices

Existen ciertas dolencias o problemas que terminan generando cicatrices en alguna parte de nuestro cuerpo. Lo peor de todo es que son antiestéticas y muy difíciles de quitar. Si echamos un vistazo al mercado podemos encontrar toda una serie de productos que dicen estar especializados en quitar cicatrices… sin embargo, a la hora de la verdad, no tienen ningún efecto.

En el caso de que esto te esté pasando y no sepas muy bien que hacer, hemos preparado una pequeña lista de métodos que se consideran los más efectos para eliminar estas agobiantes cicatrices.

Los métodos más efectivos para quitar cicatrices

El remedio de bicarbonato de soda

La principal particularidad de este método es que es completamente respetuoso con el cuerpo, se eliminará cualquier tipo de química aplicada a él.

Para poder hacerlo tan solo tendremos que disolver 5 partes de bicarbonato por cada una de agua. Finalmente obtendremos una sustancia especial que habrá que aplicar por la zona de la cicatriz.

Dejaremos que se seque en ella y luego aclararemos con agua templada. Se debe de realizar 2 veces a la semana y empezaremos a notar los resultados desde el primer día.

¡El milagroso Aloe Vera!

Seguro que ya sabes que el Aloe Vera vale para casi todo… y, como no podía ser de otra manera, también nos va a servir para quitar cicatrices.

La idea es sencilla: tan solo tendremos que conseguir una hoja de esta planta y extraer su gel característico. Aplicamos con la zona de la cicatriz y dejamos que haga su efecto. Gran parte de la sustancia será absorbida completamente; el compuesto resultante debemos de retirarlo de la piel enjuagando con agua abundante.

Utilizando manteca de cacao

La gran ventaja de utilizar manteca de cacao para quitar cicatrices es que posee un poder hidratante increíble: es capaz de penetrar en las capas más profundas de la piel para conseguir que las células proliferen y asciendan a las superiores.

Una buena manera para conseguir que la cicatriz empiece a desvanecerse desde el interior.

Jugo de limón para quitar cicatrices

También nos podemos aprovechar de la acidez del limón para eliminarlas. Un método muy efectivo consiste en mojar el limón en un algodón e irlo aplicando continuamente por la zona afectada.

Se deja que actúe sobre unos 10 minutos y luego se retirará el producto restante con agua templada.

El remedio definitivo: tratamiento con aceite de oliva

El aceite de oliva también es un poderoso aliado para quitar cicatrices. Tan solo tendremos que hacer un pequeño masaje por el área de la cicatriz.

Para conseguir los mejores efectos te recomendamos que lo hagas por la noche y que dejes todo este tipo para que pueda desplegar sus efectos. Al día siguiente, nada más levantarte, asegúrate de retirar todo el aceite.

Si sigues estos consejos te darás cuenta de cómo las cicatrices cada vez se vuelven más y más transparentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *