asesoría blogger

¿Necesito un asesor si tengo ingresos como bloguera?

El auge de Internet y de las nuevas tecnologías ha permitido la aparición de nuevos trabajos con los que ganarse la vida. Ante la crisis económica muchas personas toman la decisión de emprender. Algunos optan por abrir un canal de Youtube y publicar vídeos, otros por crear una start-up, mientras que otros deciden empezar la aventura de crear un blog. Sin embargo, en algunos casos, lo que empieza como un simple pasatiempo acaba convirtiéndose en una actividad profesional. Con todo, surgen las dudas. ¿Debo tributar por mis impuestos siendo blogger? ¿Debo contar con los servicios de una asesoría fiscal?

Los blogs también pagan impuestos

El IRPF tiene incidencia en todo aquello que nos genera un beneficio económico. Obviamente, si la publicación de un blog nos reporta numerosas visitas, Google nos paga por la colocación de anuncios a través de la plataforma AdSense. Este rendimiento económico se clasifica dentro del apartado de “actividades económicas”, y por ello todo bloguero que ingrese dinero está obligado a realizar la Declaración de la Renta periódicamente, así como realizar las liquidaciones de IVA de forma trimestral.

Además, la ley no prevé una cantidad mínima a partir de la cual podamos librarnos de realizar la declaración de la renta. Incluso, sin ser el principal medio económico de nuestra cuenta bancaria, la Agencia Tributaria obliga a declarar estos ingresos. Incluso, si los ingresos superan los 3005,06 euros, Hacienda también obliga a completar el modelo 347 de declaración anual de operaciones con terceras personas. En caso contrario podríamos ser sancionados económicamente.

Los blogueros con éxito deben darse de alta como autónomos

Sin embargo, el precio de tener un blog con éxito no acaba aquí. Al tener una actividad lucrativa a título personal la ley obliga al bloguero a darse de alta como autónomo, sean las que sean las ganancias del redactor. Así, también debe abrirse los ojos si además del blog contamos con otra actividad económica. En caso de estar cotizando a la Seguridad Social por otro trabajo el bloguero tiene derecho a la devolución del 50 % de la cuota mensual de autónomo.

Obviamente, y aunque la ley no lo especifica, la Agencia Tributaria y algunos tribunales solo persiguen aquellas actividades económicas que generan el salario mínimo interprofesional. Sin embargo, esto es solo una práctica y con la legislación en la mano, la administración podría sancionar a un bloguero por no darse de alta como autónomo.

La política de Google permite acumular las ganancias y las recibirás en un único pago anual. Algunos ven este agujero como la posibilidad de solo tener que darse de alta como autónomo un mes. Sin embargo, la Administración podría sancionarnos al considerar que es una actividad habitual. Otro de los trucos consiste en cobrar de un tercero, como una empresa. De hecho, algunas cooperativas ofrecen la posibilidad de facturar el dinero del bloguero a cambio de una comisión. Tampoco es del todo seguro debido a que el título del blog es del autor, y no la empresa. Sin duda, los nuevos tiempos también provocan cambios en la ejecución de las leyes. El mundo Internet también tributa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *