patinete ciudad

¿Patinetes eléctricos, el transporte del futuro o de la actualidad?

Hoy toca hablar de un vehículo que se está poniendo de moda en las ciudades con gran atracción para los turistas, el “Patinete eléctrico

Ciudades como Barcelona, Madrid y Sevilla, ver gente circular con este tipo de transporte ya empieza a ser común y cada vez va a más

La evolución del patinete eléctrico

Los primeros patinetes aparecieron en la década de los años 60 que eran simplemente monopatines con una barra vertical fija para sujetarse que ahora conocemos como manillar. Estos patinetes estaban elaborados simplemente con madera y se giraba mediante la inclinación del cuerpo. Unos años después empezaron a añadir mejoras como la capacidad de giro del manillar y frenos.
Hasta los años 90 no introdujeron el primer patinete con motor eléctrico que marcaría el punto de partida de los patinetes eléctricos que conocemos ahora.

Un vehículo que está teniendo un gran éxito en los últimos años

patinete

Hace relativamente poco, los patinetes eléctricos no eran más que unos vehículos poco conocidos y sólo ciertas personas disponían de alguno. No eran más que simples productos de ocio que sólo se compraban por capricho. Poco a poco, con las mejoras constantes de la autonomía, la capacidad de plegarse y sus precios cada vez más asequibles empezaron a tener un punto de vista diferente.
El hecho de ser un vehículo eléctrico, ecológico, práctico y sin necesidad de licencia para conducirlo empezó a aparecer las primeras empresas de alquiler de patinetes eléctricos en las grandes ciudades enfocado principalmente en los turistas. Se trataba de una gran idea ya que el patinete eléctrico era el vehículo ideal para desplazarse con comodidad y disfrutar de la ciudad con todo detalle.
Gracias al éxito que tuvo, actualmente el número de locales de alquiler se ha multiplicado considerablemente y ahora es uno de los negocios más rentables en el sector turístico.
Para los ciudadanos, el patinete eléctrico también es una opción muy atractiva para moverse dentro de la ciudad. Es ideal para ir al trabajo, para ir a comprar, para combinarlo con otros transportes como el autobús y el metro… En definitiva, todo tipo de desplazamientos que se hagan convirtiéndose así, en un elemento imprescindible para el día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *