elegir edredón nórdico

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir un buen edredón nórdico?

No hay duda de que disfrutar de un buen descanso es fundamental para poder estar en perfectas condiciones en nuestro día a día, y para conseguirlo es importante acertar con la elección tanto de tu colchón como de tu edredón nórdico, especialmente en los meses de invierno en los que el frío aprieta y se convierte en nuestro peor enemigo.

Por ello hemos creído que resultaría interesante realizar un post en el que nos centrásemos en contar aquellas cosas que debes tener en cuenta antes de comprar tu edredón nórdico. Porque cada persona es diferente y tiene unas necesidades concretas, por ello es importante acertar con la elección. ¿Te gusta la idea? Pues presta atención y continúa leyendo.

La talla

Lo primero que hay que tener claro es la talla del edredón, ya que no serías la primera persona que se hace con un nórdico y al ir a colocarlo en la cama se da cuenta de que no es lo suficientemente grande.

Debes tener en cuenta que un edredón nórdico debe sobresalir aproximadamente unos 30 centímetros por cada lado de la cama. Es importante asegurarte de esto, ya que del tamaño del relleno dependerá que puedas disfrutar de una mayor concentración del calor. Puedes encontrar edredones nórdicos con un 20% de descuento en Duvetopia, una tienda online especializada en ropa de cama.

Gramaje

El gramaje hace referencia a la capacidad para concentrar el calor que tiene el relleno nórdico. Se mide por la cantidad de gramos por metro cuadrado, y cuanto mayor sea la cantidad, mayor será el calor.

Va ligado al clima de cada zona, ya que dependiendo de las condiciones climatológicas que tengas en tu hogar, necesitarás un edredón con un gramaje más o menos elevado.

El relleno

Sin duda el relleno desempeñará un papel protagonista en tu edredón nórdico, ya que será fundamental para disfrutar del mayor confort. Hay rellenos de diferentes materiales, pudiendo escoger entre rellenos sintéticos (fibra y microfibra) y rellenos naturales (pluma y plumón).

Rellenos sintéticos

Los rellenos sintéticos pueden ser de fibra o de microfibra, y se muestran como la mejor opción para personas que padecen alergias. Una de sus principales características es que pueden lavarse en la lavadora sin ningún problema, además de que resultan mucho más económicos que los edredones naturales.

Ofrecen una sensación muy similar a los rellenos naturales, con unas propiedades aislantes prácticamente idénticas, siendo muy ligeros y ofreciendo una gran transpiración.

Rellenos naturales

Los rellenos naturales están compuestos de pluma o plumón, que garantizan el mejor aislamiento térmico, pudiendo disfrutar del calor en su máximo esplendor. Son ideales para las zonas en las que las temperaturas son realmente bajas y hace mucho frío, ya que son la opción que proporciona u mejor almacenaje calorífico.

La diferencia entre el plumón y la pluma es que el plumón ofrece un mayor confort y un mejor aislamiento térmico que la pluma. Cuanto mayor sea la cantidad del plumón, mayor será la calidad del relleno, así como su precio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *