tarjeta-visita

Tarjetas de visita, diseños originales que te sorprenderán

La creatividad y la imaginación son factores clave a la hora de gestionar la comunicación de nuestra empresa. Permiten diferenciarnos. Las tarjetas de visita son el documento que nos presenta como compañía y como profesional, por eso es importante que utilicemos su potencial para ser diferentes y llamar la atención.

Ideas creativas en las tarjetas de visita

El diseño de la tarjeta de visita es uno de los elementos completamente diferenciador de nuestra empresa y, por tanto, de nuestros productos o servicios. Es importante aprovechar la oportunidad que tenemos para ser creativos y destacar:

1. Incluir una foto que muestre los resultados

Si nuestra empresa ofrece soluciones, una buena idea es que la tarjeta imprima una fotografía de calidad y expresamente buscada en la que se aprecien los resultados obtenidos. Los elementos visuales son clave en el diseño gráfico.

2. Tarjetas transparentes

Pueden llamar mucho la atención y transmiten el valor de la transparencia a nuestra compañía. Podemos aprovechar el marco para incluir nuestros datos.

3. Adoptar la forma del producto

Por ejemplo, si vendemos zapatos, nuestras tarjetas pueden adoptar la forma de un zapato. Seguro que se diferencian del resto.

4. Incluir relieves

Los relieves pueden ser elementos que aporten valor e información a nuestros servicios. Hay que ser exigentes a la hora de solicitar el diseño, para poder utilizar los recursos que hay a nuestro alcance.

5. Tarjetas en tres dimensiones

Podemos crear una tarjeta de presentación en tres dimensiones para reproducir nuestros productos o servicios. La innovación está servida.

6. Utilizar materiales diferentes

Por ejemplo, una tarjeta de un centro de yoga podría ser enrollable y estar impresa en el mismo material que una esterilla. Existen muchos tipos de materiales que pueden ser impresos, solo hace falta que nos propongan el que mejor se adapte a nuestro negocio.

7. Funcionales

Podemos optar por imprimir nuestros datos de contacto en algún producto que, además, sea funcional. Por ejemplo, un llavero a modo de tarjeta de visita o un usb. En este caso, se trataría de aprovechar las ventajas del merchandising. En estos casos, conviene revisar el presupuesto y las acciones de relaciones públicas que queramos llevar a cabo.

8. Formas distintas y compuestas

A la hora de presentar nuestras tarjetas de visita, no tenemos porqué ceñirnos al modelo rectangular, existen miles de formas capaces de transmitir nuestros valores, incluso podemos optar por crear composiciones con nuestras tarjetas, y darle a elegir al cliente o contacto. Es una forma divertida de presentarnos

9. Añadir elementos asociados a nuestro negocio

Por ejemplo, una peluquería puede añadir pequeñas pinzas en su tarjeta de visita. De esta manera, además de entregarle un elemento de utilidad para el cliente, también se diferenciará en su presentación. Se pueden incluir elementos en miniatura que nos ayuden a presentarnos y a transmitir nuestros valores de empresa, nuestros servicios o nuestros productos.

10. Crear un objeto

Se puede hacer una tarjeta de visita de cartón que, de forma sencilla, se pueda montar en un objeto vinculado a nuestro negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *