flor de pascua

Trucos para cuidar una Flor de Pascua o Poinsettia

Aunque realmente el cuidado de esta flor no es demasiado complicado, lo cierto es que encontramos tanta cantidad de información confusa que es muy probable que no metamos la pata en algún punto.

Esta flor es muy común en Navidad ya que se utiliza como un elemento capaz de poder acompañar la decoración de ese momento.

El día 12 de diciembre se celebra lo que se conoce como Día de la Poinsettia. La tradición nos dice que en él tenemos que regalar una de estas flores a nuestros seres queridos.

A continuación vamos a ver algunos de sus cuidados.

Descubre cómo cuidar una Flor de Pascua

Elige la flor perfecta

 

El primer paso que tenemos que dar es escoger la mejor flor posible. Necesitamos que sus flores se encuentren a punto de brotar. No elijas una cuyas hojas ya estén muy coloridas; necesitamos que tenga los pequeño brotes en el centro para que salgan a la luz en el futuro.

Transporte

El transporte también es muy importante. Será de vital importancia asegurarnos de que no haya demasiado frío fuera ni mucho aire (ambos agentes externos pueden matarla sin que nos demos cuenta).

Primeros cuidados

-En el momento en el que ya la tengamos en casa tendremos que ubicarla en un punto en el que tenga una temperatura comprendida entre los 15-22ºC. Es muy importante ser precisos en este punto.

-Necesitamos que la planta reciba luz solar… pero cuidado porque si esta es directa podría llegar a matarla.

-A diferencia de otras plantas en el mercado, a la Flor de Pascua no le gusta demasiado el agua. De esta forma tendremos que controlar que el tiesto de la planta no se quede demasiado húmedo o sus hojas no tardarán en desaparecer (Se recomienda regalarla cada dos días)

-Para mantener su aspecto en un estado impecable podemos mezclarle ese agua con abono (eso si, solo una vez al mes ya que más cantidad podría llegar a ser perjudicial).

-Para poder utilizarlas como motivos navideños tendremos que poner el tallo en agua que esté a una temperatura de 60ºC. Luego lo pasamos por agua fría y de esta forma conseguiremos una duración de un par de semanas sin que esta se seque.

Ahora ya estás listo/a para cuidarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *